Suspiré y vi un cielo de palmeras

Ese día me acosté en el jardín pensando en vos. Vi los colores del cielo y de las palmeras. Me sentí feliz, te había dejado ir.